Objetivos:


1. La reducción de nutrientes inorgánicos (nitrato y fosfato) y sales de los excedentes de agua agrícola utilizando estructuras de ecosistemas (humedales y vegetación de ribera).


Nuestro interés es aplicar el conocimiento existente sobre la aplicabilidad de las estructuras de ecosistemas (humedales y vegetación de ribera) dispersas en el paisaje agrícola para mejorar la calidad del agua de los excedentes agrícolas afectado por la contaminación difusa. Este aspecto ha sido profundamente estudiado por un grupo de investigación que opera en este área (Grupo de Investigación en Restauración Ecológica del Instituto Pirenaico de Ecología-CSIC; IPE-CSIC) que ha estado trabajando para encontrar el diseño óptimo de los humedales para mejorar la calidad del agua y, además, para reforzar la biodiversidad. Algunos miembros del grupo participarán en el proyecto como colaboradores. Siguiendo sus directrices, el uso de estos sistemas ayudará a los gobiernos locales a cumplir las obligaciones marcadas por la Directiva Marco del Agua (DMA) sin grandes inversiones en la construcción y mantenimiento de sistemas artificiales, que, además, favorecen menos a la biodiversidad. Actualmente, la mayor parte del agua en los cauces del área de trabajo tiene concentraciones de nitrato por encima del umbral establecido por la DMA (50 mg/l). Esto está causando un declive generalizado de la biodiversidad acuática y la eutrofización de los cuerpos de agua.

2. Mejora la biodiversidad de las áreas agrícolas degradadas por el uso agrícola intensivo.

La continuada intensificación de los usos agrícolas de la zona de trabajo propuesta ha conllevado una drástica reducción de la biodiversidad original, no sólo en los cauces sino también en los ecosistemas terrestres. Como consecuencia de ello, el área tiene una diversidad animal y vegetal extremadamente pobre con comunidades muy degradadas. Con esta propuesta, estas comunidades se beneficiarían de los humedales construidos y los bosques de ribera restaurados para mejorar la calidad del agua y reforzar la biodiversidad. Esto puede ser conseguido aplicando algunas directrices durante la creación de humedales y la restauración de bosques de ribera con el objetivo de conseguir un ecosistema más funcional. Estas directrices han sido previamente estudiadas por investigadores que participarán en este proyecto, pertenecientes al Grupo de Investigación en Restauración Ecológica del IPE-CSIC, por lo que destaca su completo carácter demostrativo.



                                                                   

                  Colaboran:                                        
 

© CREAMAgua 2011